Intel pagará a los usuarios que encuentren fallos de seguridad

Las recompensas por encontrar fallos de seguridad se han convertido en algo habitual en el mercado. Muchas empresas apuestan por este sistema. Entre ellas encontramos a Google, Samsung y también Intel. La firma ha sido una de las muchas afectadas por Spectre y Meltdown. Pero, no quieren volver a ser víctimas de este tipo de amenazas. Por eso, toman una decisión con la que buscan atajar estos problemas.

Intel aumenta las recompensas para usuarios que encuentren fallos de seguridad

Por eso, la empresa decide que van a pagar más a los usuarios que encuentren fallos de seguridad en sus desarrollos. Se aumentan las cuantías que la empresa pasa en recompensas. Con esta medida esperan que haya más personas interesadas en participar y así descubrir antes cualquier fallo.

Intel aumenta la cuantía de las recompensas

Las recompensas de la empresa forman parte del llamado Intel Bug Bounty. Un programa en el que se busca detectar cualquier fallo de seguridad que pueda afectar a los productos de la marca. Por lo que hay muchas opciones posibles para los más curiosos. Especialmente en los casos de fallos graves, donde las recompensas son mucho más atractivas. Intel quiere encontrar las vulnerabilidades y pagará de forma justa a aquella persona o personas que las encuentren.

Por lo que la empresa desea que trabajen más para ellos y no para el enemigo. Además, una vez estas brechas de seguridad se hayan descubierto, pasarán a manos de la empresa. Entonces ellos tomarán las medidas necesarias para corregirlas y que no den problemas.

La recompensa más alta pagada por la empresa es de 250.000 dólares por una vulnerabilidad hallada en los canales principales. Aunque han pagado otras de hasta 100.000 dólares. Para los interesados, el Intel Bug Bounty estará abierto hasta el 31 de diciembre de 2018.

 Fuente: Intel